Buenos tiempos para el vermut [y el postureo]

by 22:40 0 comentarios

Se ha vuelto a poner de moda el vermut, no solo como bebida, sino como medida del tiempo y de las tendencias


El vermut es una bebida milenaria con orígenes vinculados con la medicina y que siempre ha tenido la consideración de aperitivo, pues el ajenjo, principal hierba utilizada en su elaboración, tiene la particularidad de abrir el apetito.

Hemos vivido años de profusión de gin-tonics botánicos, no tanto por las hierbas utilizadas en su elaboración como por los jardines colgantes montados a la hora de servirlos en un teatro-pantomima que tendía más a justificar un precio imposible, que a realizar una sabia combinación de aromas. Al fin y al cabo, salvo contadas excepciones, el gin-tonic es un cóctel que debe servirse con ginebra, tónica, hielo y corteza (twist) de limón.


Pero no es de eso de lo que vengo a hablar, sino de la nueva moda que al albur de nuevas costumbres (que no son más que recuperación de las viejas con nuevas modas que incluyen gafas de pasta) ha hecho aparecer por bares, tascas, restaurantes, tabernas, barras y foodtrucks varios, vermuts y cervezas artesanales.

Así, parece recuperada la expresión "hora del vermut", para anunciar ese tiempo del aperitivo o el de folgar antes de la hora de comer. Y es que en España, lejos de la métrica de la puntualidad sajona, somos muy de medir el tiempo con acciones y no con horas, porque vamos a ver, quién no ha dicho cosas como:

Un cigarrito y nos vamos.
Venga, la penúltima.
El tiempo de otra caña.
La hora de vermut.
Quedamos a la hora de la comida (merienda, cena, etc...).

Y en una suerte de insumisión tecnológica y a los relojes inteligentes, las nuevas tribus de barbudos con gafas sin graduación y modernas de pueblo, colapsan los barrios de moda, (que no los del extrarradio como el mío, dónde la caña, el botellín y el tinto de verano reinarán por los siglos de los siglos) salen de sus guaridas de diseño nórdico a tomar vermuts y ya puestos, por las noches, mutan sus gin-tonics por negronis, que eso de lo italiano siempre ha tenido tirón, sobre todo si de posturear con una copa en la mano se trata.


Pero ojo, que no parezca que me parece mal, todo lo contrario, a mi, mientras el vermut se ponga de moda, el cómo me da igual. El marketing no es lo mio, si no otro gallo me habría cantado hace mucho.

En fin, que si quieres saber cosas del vermut, te recomiendo que pinches aquí y si quieres ser el más friki del grupo de tus amigos y saberlo todo..., ¡pero todo, todo de los vermuts!, entonces te recomiendo que veas este libro escrito especialmente para tí.

Capitán Rábano

Autor

Y sigo probando.

0 comentarios:

Publicar un comentario